miércoles, octubre 20, 2004

Algo de Hans Magnus Enzensberger

Paseando por la vasta telaraña de información que cubre la pantalla de mi ordenador he topado con Juan Avellana, dueño y autor de un blog maravilloso donde los haya. Por si alguien se anima a hacer una visita a este blog literario, aquí dejo la dirección:

Y, andando por el espacio tan personal de este señor, he topado con otro señor llamado Hans Magnus Enzensberger*. Con el permiso del blogero Avellana, le robaré un poquito de poesía para poder dejar constancia en este laberinto de que la belleza aún existe. Ahí van unos versos:

CIENCIA ASTRAL

su mundo, casi de nada y nada
de fantasmales supercuerdas
en el espacio decadimensional,
extrañeza, color, espín, encanto -

pero cuando tiene dolor de muelas,
el cosmólogo,
cuando se disipa en polvo de nieve
en St.Moritz,
come ensalada de patatas
o se acuesta con una señora
que no cree en bosones,
cuando muere

se evaporan los cuentos matemáticos,
las ecuaciones se derriten
y él vuelve de su más allá
a este mundo
de dolor, nieve, placer,
ensalada de patatas y muerte


Hans Magnus Enzensberger,
Los elixires de la ciencia (Anagrama p. 106)
Traducción de José Luis Reina Palazón


hombre en las nubes


CANCIÓN DE LOS QUE TODO YA SABEN

canción de los que todo ya saben
que algo debe hacerse e inmediatamente
eso ya lo sabemos
que sin embargo es aún muy temprano para hacer algo
que sin embargo ya es muy tarde para hacer algo
eso ya lo sabemos

y que estamos bien
y que eso sigue así
y que no tiene sentido
eso ya lo sabemos

y que somos culpables
y que no tenemos la culpa de ser culpables
y que tenemos la culpa de no ser culpables
y que nos basta
eso ya lo sabemos

y que tal vez sería mejor callar la boca
y que no vamos a callar la boca
eso ya lo sabemos
eso ya lo sabemos

y que no podemos ayudar a nadie
y que nadie puede ayudarnos
eso ya lo sabemos

y que somos talentosos
y que tenemos la opción entre nada y más nada
y que debemos analizar este problema a fondo
y que tomamos el té con dos cubos de azúcar
eso ya lo sabemos

y que estamos contra la opresión
y que los cigarrillos son cada vez más caros
eso ya lo sabemos

y que siempre lo vemos venir
y que siempre tendremos la razón
y que eso no tiene ninguna consecuencia
eso ya lo sabemos

y que todo eso es mentira
eso ya lo sabemos

y que eso es todo
eso ya lo sabemos

y que sobrellevar no es todo sino nada
eso ya lo sabemos

y que lo sobrellevaremos
eso ya lo sabemos

y que todo eso no es nuevo
y que la vida es bella
y que eso es todo
eso ya lo sabemos
eso ya lo sabemos
eso ya lo sabemos

y que eso ya lo sabemos
eso ya lo sabemos


*Nota: me tomé la molestia de informarme un poquito sobre lo que ha hecho Enzensberger en esta vida y he de admitir que no está nada mal...

Hans Magnus Enzensberger (Kaufbeuren, 1929), hizo estudios de literatura y filosofía y se doctoró con un trabajo sobre Brentano. Viajero incansable, ha vivido en Noruega, Italia, los Estados Unidos y Cuba, publicó su primer libro en 1957, el volumen de poesía Justificación de los lobos. Entre 1965 y 1975 fue miembro del llamado Grupo 47. En 1965 fundó la revista Kursbuch y posteriormente TransAtlantic. Desde 1985 dirige la colección literaria Die andere Bibliothek (La otra Biblioteca), dedicada a recuperar textos perdidos o no suficientemente valorados, y que ha permitido captar a nuevas generaciones de lectores.