domingo, marzo 28, 2004

Mejor, mucho mejor. Por fin me he librado de esta maldita fiebre y he salido a la calle después de 5 días de reclusión delirante en casa. Eso sí, ha sido una salida prudente porque nunca se sabe con estas cosas y más vale prevenir que volver a enfermar. Aún no estoy al cien por cien, quizá esté a un 60 o 70. Pero la mejoría es palpable porque soy capaz de reírme (cosa que hacía días que apenas hacía y echaba de menos) y puedo estar más de dos horas de pie sin caer tambaleándome en la cama. Me siento feliz por estar un poquito más sana y me siento con unas ganas locas de reanudar todo lo que quedó interrumpido y todo lo que aún está por empezar. Esto es todo por hoy!

Bona nit!