lunes, noviembre 22, 2004

El mágico universo de Sergio Mora

Buda- Sergio Mora


Cuando vi por primera vez a Sergio Mora pensé que era un niño atrapado en el cuerpo de un adulto y, más tarde supe que, en efecto, así era. Sergio Mora vive en una casa pintada de azul pastel con nubes dibujadas en las paredes, retrata con su pincel a hombres con cuerpo de jaula y soles en forma de corazón, padece el síndrome de las múltiples personalidades (hoy es MágicoMora pero antes fue Mister Nadie, el Charro Chingador, el Profesor Pez, el Dios del Juguete, Gordico, el Maestro Purpúreo, el Imparable Transeúnte, Chino Chano o MorAmor) y pinta cuadros mágico-curativos a los que se puede formular preguntas o deseos. Un currículum bastante completo si le sumamos las colaboraciones con ilustraciones en varias revistas, sus incursiones en el mundo del cómic, la publicación de algún que otro libro y la colección de obras pictóricas de la que es dueño y señor. Sergio Mora, ese niño simpático que viene del otro lado del espejo preparado para sorprender al mundo con la magia y la fantasía desbordante de sus dibujos.

Os aconsejo dar una vuelta por su web,
http://sergiomora.com, ese mundo fantástico que está del otro lado, del lado en el que todo es posible y los corazones vuelan.

Las garras de la mariposa - Sergio Mora


Por cierto, hay una interesante exposición en Barcelona...



comida para tu alma-sergio mora

COMIDA PARA TU ALMA

Exposición hasta el 18 de diciembre
ENTRADA LIBRE

La creación de Mora se podría definir con la ambigüedad que la describe: “Mágico-curativa”,y nos remonta al caleidoscopio de ideas que fluyeron de la mente del Bosco, a los negros sueños de Goya, a los carteles de mercadillo amarilleados por el padre tiempo, que se encargó de dorar el ambiente de su recuerdo. Hablamos de sueños forjados con caricia de pincel, donde la trigonometría del corazón lleva la imagen de la razón a lo obtuso; donde juguetes de cuerda se mezclan con monstruos tan reales como la propia existencia.
Sus cuadros sumen al espectador en lo onírico, aquí el surrealismo deja de ser irreal para dar pie a un mundo nuevo: digamos una realidad paralela, en dos dimensiones, con perspectivas tan posibles como inciertas, como Magritte, nos abre puertas a aquello que tenemos enfrente y nos convierte en viejos niños, no en niños viejos. Esta obra supone ni mas ni menos que un empujón hacia la sonrisa esbozada de Mona Lisa, a ciertas notas musicales que solo suenan con el instrumento del recuerdo. La experiencia de una obra rica en matices, espléndida en concepto...¿ilustrativa o pictórica?. Tan inocente como salvaje, es la representación del vandalismo de la inocencia, como ver a un niño arrancar la luna del cielo, o alumbrar con la lupa un hormiguero...es obra digna de una canción.

Sergio Mora estudió en la escuela de artes y oficios Llotja de Barcelona. Como Ilustrador colabora habitualmente con la revistas: Integral, Man, Cuerpomente, Tretze Vents, Supermini, Megatop, Shoft Secrets (Holanda), Courrier Cadres (Francia), Dominical, etc. yes responsable también de la portada del último disco de Marc Parrot, "Dos Maletas".

Texto: Ramón de Jesús


CON COLABORACIONES DE: Amor y Gracia, Ana G, Fernando de France, El Botijo Films, Danilillo, Joni Ferzeta, La Gata Cristi, Luis Cadarso, Luis el Cisne, Salis, Sonika, Piti Parra, Ramon de Jesus y Eva Armisén.
Y LA COLABORACIÓN INVOLUNTARIA DE: J. Closas

IguapopGallery
Comerç 15, 08003 Barcelona
Tel 933 100 735



Cielo -Sergio Mora


Alicia - Sergio Mora


más cositas en enfocarte.com

2 comentarios:

Magicomora dijo...

vaya...muchas gracias!

Graciela dijo...

Soy una fan de este talento loco y creativo 100%.
Con afecto,
una colega argentina
Graciela Bello
http://fineartamerica.com/profiles/graciela-bello.html