domingo, octubre 29, 2006

El tiempo

¿Qué

QUE APENAS QUEDA TIEMPO

(A ese amigo al que sigo buscando entre las sombras)

Que apenas queda tiempo para ser,

Lo sé.


Que somos soledades encontradas

También lo sé.


Lo sé cada vez que tomamos café

Y los posos trazan para nosotros

Un espacio repleto de eternidad.


Que apenas queda tiempo para ser,

Lo sé.


Que somos soledades exiladas

También lo sé.


Lo sé cada tarde, cuando tras el café,

Confundimos nuestras voces

Alrededor de una mesa de bar.


Que apenas queda tiempo para ser,

Lo sé.

También lo sé

Cada vez que el teléfono suena

Y las palabras se resisten a salir,

Y sólo queda el rasgado silencio

En el que tan bien nos entendemos.


Que apenas queda tiempo para ser,

Lo sé.


Lo intuyo en tu mirada

Que más que nunca es mi mirada.

Lo sé.

Lo confirmo al oír tus palabras,

Tan mías que me duelen.


Lo sé cuando te miro caminar

Con la espalda encorvada y

El ritmo lento de una historia

Que pesa más de la cuenta.

¡Que apenas queda tiempo para ser!


Y yo estoy aquí haciendo guiños

A un fantasma confundido,

Aprendiz de mortal,

Buscando un alma con quien intercambiar palabras

Mientras toma café en un bar cualquiera,

En esta ciudad

Repleta de soledades.


Angela Serna (Fases de Tumiluna, Arte Activo Ediciones, 2002)





fotografía del campeonato latte art, Holanda

2 comentarios:

mvaluna dijo...

a veces queda tiempo para compartir un te, o un café, aunq la cercania tenga q contruirse a través de un monstruo con cables al q nos hemos hecho adictos ya...
a veces queda tiempo pero los amigos estan lejos...

un saludo

ana dijo...

Sí, porque la distancia nunca es el olvido, como dice la canción...pero a veces queda tiempo a destiempo... o se nos escurre entre los dedos hasta que, convertido en agua, en polvo, en minúsculas partículas... sentimos que nos abandona para siempre.Ana