miércoles, diciembre 01, 2004

La tostada mariana



Esto es un resumen de una sorprendente noticia publicada en el diario El Mundo el pasado jueves, 25 de noviembre. Pasen y lean:



reliquia de pan


Fue en 1994 cuando una diseñadora de joyas llamada Diane Duyser, de Hollywood (Florida), sintió hambre y decidió prepararse un sándwich. Así que fue a la cocina, metió dos rebanadas de pan en la tostadora y se preparó un delicioso sándwich de queso. El milagro ocurrió al darle el primer mordisco.Diane se quedó pasmada cuando observó que las marcas de pan tostado en una de las rebanadas reproducían el rostro de la virgen María. "Le di un bocado y vi la imagen de esa mujer mirándome" explicó Diane Duyser al diario Chicago Tribune."Llamé a gritos a mi marido" recuerda . "Al principio estaba asustada".
Su marido logró tranquilizarla y Diane, que es católica, optó por guardar la reliquia. Por arte de magia, la tostada se ha conservado incorrupta hasta ahora, no presenta ningún signo de deterioro, putrefacción o el moho propio de una zona de clima tropical como Florida. Diane Duyser asegura que la guardó la tostada sin tomar precaución alguna ni utilizar conservantes o un frigorífico. La tostada ha pasado de esta manera a formar parte de la colección de reliquias inexplicables como el brazo incorrupo de Santa Teresa o la sangre de San Genaro, patrón de Nápoles, que se licua periódicamente.

Diane Duyser mostrando el sándwich sagrado

La señora Duyser no ha pedido a las autoridades católicas que analicen el supuesto milagro y ha sido una sabia decisión porque desde el sector católico ya han calificado la historia de la tostada como una "farsa", un "timo" y una "vergüenza". En vez de confiar la reliquia a la iglesia, Diane Duyser se fue al casino de su localidad y se encomendó a la virgen de la tostada para que ésta realizara un milagro.Y sucedió, a Diane le han tocado más de 53.000 euros en el casino durante los últimos años.

la virgen tostada


Ahora Duyser se ha deshecho de la tostada mariana subastándola en internet.Con un precio de partida de 3.000 dólares, el aperitivo sagrado acabó vendiéndose por unos 21.500 euros. El comprador ha sido la empresa de casinos online Goldenplace.com. La compañía dice haber pagado esa barbaridad por la reliquia para "captar dinero para obras benéficas y también para alegrar a la gente" pero todo apunta a que la compañía de casinos a comprado la reliquia milagrosa para evitar que un día de estos, Diane Duyser haga saltar la banca de su casino en otro de sus golpes de suerte marianos.

Ver para creer.