viernes, diciembre 01, 2006

first breath

man's first breath - Suzanne Tornquist


CANTO XXXV


Me he sentado en el centro del bosque a respirar.
He respirado al lado del mar fuego de luz.
Lento respira el mundo en mi respiración.
En la noche respiro la noche de la noche.
Respira el labio en labio el aire enamorado.
Boca puesta en la boca cerrada de secretos,
respiro con la savia de los troncos talados,
y como roca voy respirando el silencio,
y como las raíces negras respiro azul
arriba en los ramajes de verdor rumoroso.
Me he sentado a sentir cómo pasa en el cauce
sombrío de mis venas toda la luz del mundo.
Y yo era un gran sol de luz que respiraba.
Pulmón el firmamento contenido en mi pecho
que inspirando la luz va espirando la sombra,
que nos anuncia el día y desprende la noche,
que inspirando la vida va espirando la muerte.
Inspirar, espirar, respirar: la fusión
de contrarios, el círculo de perfecta consciencia.
Ebriedad de sentirse invadido por algo
sin color ni sustancia y verse derrotado
en un mundo visible por esencia invisible.
Me he sentado en el centro del bosque a respirar.
Me he sentado en el centro del mundo a respirar.
Dormía sin soñar, mas soñaba profundo
y, al despertar, mis labios musitaban despacio
en la luz del aroma: “Aquel que lo conoce
se ha callado y quien habla ya no lo ha conocido”.

Antonio Colinas

3 comentarios:

..:: chinita ::..c(%) dijo...

me gusto tu blog, es intersante encontrarse con estos espacios....

para respirar

E & E dijo...

Estimada autora tu blog es inspirador y tus bertientes enbriagadoras.

Ver lo es inspirador.
Quisiera decir algo mas concreto de tus publicaciones, pero son demaciadas en todo caso, este comentario es el primero.

Atte.

Edrevolution

Anónimo dijo...

Muy Lindo tu Blog ! me gustó mucho esta poesía y en especial la imagen de Suzanne Tornquist con la que la ilustraste....una representación magnífica del intercambio Divino y Energético que se produce en la respiración....Gracias!!!